sábado, 24 de enero de 2015

Educar para jugar


Harald me manda esta foto de familia: abuelos (él haciendo la foto) hijos, nietos... jugando al ¡Monopoly!

"Educar es mantener la capacidad de soñar, de jugar y de sonreír...
También educar en la fe es todo lo contrario de la tristeza y el pesimismo, de la rigidez en los esquemas mentales o de la fijación en el mero esfuerzo.
Educar en la fe es educar no en la ingenuidad, sino para amar a Dios y a los demás con hechos. Y en ese horizonte se esconde la belleza del juego.
Cabría decir que la búsqueda de la verdad, del bien, de la unidad a través de la belleza son las 'reglas del juego' tanto en la vida humana, como de modo más pleno, en la vida cristiana"

¿Saben quién ganó la partida?
¡Margarita!
¿Y la primera en ser eliminada?
¡Yelba, la abuela!


jueves, 22 de enero de 2015

Servicial


Otra foto, como la de la entrada anterior, que dice mucho.

Según Julián Marías "servicial es aquel que hace el bien, sabiendo que no le trae a cuenta y que no le será agradecido"

¿Cuánto costará el fichaje de ese pequeño portero, futura promesa?:
 Para su papá: "mu chos mi llo nes"

miércoles, 21 de enero de 2015

Curar


Si una imagen vale más que mil palabras, también al revés, sobre todo cuando esas palabras son de Jesús.

Hoy, leyendo el Evangelio del día: Marcos, 3, 1-6 me acordé de una fotografía que comentaba un pasaje paralelo: "¿Es lícito curar los sábados, o no?"

Siempre es tiempo para curar, sobre todo esas heridas pequeñas del alma, aunque sea con la "curita" o "tirita" de una sonrisa.

domingo, 18 de enero de 2015

Rubén Darío


Un día como hoy, 18 de enero, en 1867, nació el poeta Rubén Darío.

No hace mucho leí un artículo del buen catedrático universitario Juan Bosco Cuadra del que copio unas pocas líneas:

"¡Qué dicha tener un paisano entre los más grandes de la humanidad!... Darío escribió 28 mil versos. Una capacidad intelectual de este calibre es muy difícil encontrar en otro poeta hispanoamericano.

¡Rubén Darío en Chile es considerado chileno, en Argentina, argentino y en España, español!

Y como un homenaje póstumo que quiso hacer a su amada tierra natal, nos dejó sus restos en nuestra querida Catedral de León. Cito textualmente su testamento: 'La República Argentina fue una tierra de gloria para mí. Háblase ya de conservar mi cadáver. Lo agradezco. Pero quiero otra cosa: que mis despojos sean para Nicaragua. Ya que mi patria no me guardó vivo, que me conserve muerto'

En 1892, cuando nuestro poeta pisó tierra española, un gran intelectual, Núñez de Arce, les recomendó a sus paisanos: 'Nacionalicémoslo'.

El 6 de febrero de 2016 cumplirá Rubén Darío cien años de muerto. Ojalá que todos los nicaragüenses nos interesemos más por nuestro poeta y su obra y le digamos a Núñez de Arce: ¡No gracias, Rubén Darío es nicaragüense!

viernes, 16 de enero de 2015

La sonrisa de Dios


El juego, la risa, los cantos de los niños no son solo símbolo de vitalidad espontánea, formas de expresión de su inteligencia y de su personalidad incipientes, sino la realización particularmente ejemplar de la existencia humana, que se corresponde mucho más al proyecto creador que nuestra seriedad y nuestra actividad.

Hemos de aprender que no nos enfrentamos a las cuestiones decisivas de nuestra vida agregando fuerzas, experiencias e iniciativas, sino por medio de la participación creyente con la misteriosa providencia de Dios, que no puede ser aprehendida por ningún conocimiento humano.

Dios juega y sonríe con nosotros. No es que se divierta con nuestros problemas, sino que sonríe como una buena madre o un padre ante sus pequeños, que somos nosotros.

Para un cristiano es un deber sonreír. Estamos en las manos de Dios y hemos de acompasar nuestra voluntad con la suya. Hemos de intentar bailar al son de su música, misteriosa -ciertamente-, pero siempre amorosa. La tristeza es un obstáculo entre Dios y las personas.

martes, 13 de enero de 2015

La crisis y el Cola-Cao


Muy gozoso el libro de Rosa Pich contando los avatares de una familia numerosa.

Sirva de ejemplo esta anécdota:

Hace un par de años a raíz de la situación económica, les expliqué a mis hijos que venía una crisis muy fuerte y que iba a durar varios años por lo que íbamos a tomar medidas en casa. Muchos padres iban a quedarse sin trabajo, yo incluso me pasé dos años en el paro, y la mayoría de la gente lo iba a pasar muy mal. En nuestra familia, entre otras cosas, íbamos a dejar de comprar el bote de Nocilla y también dejaríamos de comprar Cola-Cao para la leche.
Al cabo de unos meses estaba un sábado desayunando con Rosita, una de las pequeñas, y me comentó: 'Mamá, cuando se acabe la crisis, hacia el año 2017, si no te importa, vuelve a comprar Cola-Cao, que a mí la leche sola no me gusta...'

lunes, 12 de enero de 2015

Mario


Ayer fallecía en Managua mi buen amigo Mario Callejas. Una amistad de tiempo.

"Algo se muere en el alma, cuando un amigo se va..." me estoy acordando de esa canción.

El consuelo, la alegría, es que se va de bodas, las Bodas del Cordero de la que tanto hablábamos.



En Nicaragua, como en otros lugares, cuando uno tiene grandes deseos de contar cosas a los familiares, amigos colegas...y no hay tiempo, trata de resumir anteponiendo ese "para no hacerte largo el cuento". Pero ni así...